Modelo

Regresar

SEÑOR  PRESIDENTE Y VOCALES DE LA RESPETABLE CORTE SUPERIOR DE DISTRITO JUDICIAL DE  ----------------- -  SALA PENAL  PRIMERA
INTERPONGO RECURSO DE CASACIÓN
OTROSÍES.- SU CONTENIDO
------------------------de generales de ley conocidas dentro del proceso caratulado MP/---------- por el supuesto delito de Asesinato y robo agravado, ante las consideraciones de sus autoridades con respeto expongo y pido:

Señores Vocales, habiendo sido notificado con el Auto de Vista N° …….. de fecha 17 de mayo del presente año y notificado en domicilio procesal en fecha ……………………….. resolución emitida por su respetable Sala declarando ”...IMPROCEDENTE las cuestiones planteadas por lo que CONFIRMA la Sentencia N° ………… de fecha ……………………  pronunciada por el Tribunal de Sentencia de la Capital, sea con las formalidades de ley”;  me permito presentar o interponer Recurso de Casación  en tiempo hábil y oportuno, de conformidad con el Art. 416 de la Ley 1970 y siguientes.

I.- PROCEDENCIA DEL RECURSO.

Los Arts. 416 y 417 del Código de Procedimiento Penal, establece la procedencia del recurso en los casos de contradicción entre el Auto de Vista impugnado y otros precedentes emitidos por otras Cortes Superiores de Justicia o por la Corte Suprema de la Nación, al efecto en el memorial de apelación restringida se mencionó la jurisprudencia establecida en los Autos Supremos (Autos de Vista) emitiditos por el máximo Tribunal de Justicia de nuestra Nación. 

II.- FUNDAMENTOS JURÍDICOS DE LAS CONTRADICCIONES ENTRE EL AUTO DE VISTA IMPUGNADO Y PRECEDENTES INVOCADOS.

II.1.- El Auto de Vista impugnado de forma concluyente, en el inc. c) del segundo considerando señala: “Que, por las declaraciones se ha logrado inferir que el día de los hechos (09 de noviembre de 2003), existió un tumulto y que la pelea se produjo entre varios muchachos; empero no se ha logrado constatar el sujeto activo del delito acusado “Asesinato y Robo agravado”, siendo que el conocimiento del autor o de los autores es la característica esencial del delito de asesinato y robo agravado, que empero, POR LA PRESUNCIÓN DE FICCIÓN DE AUTORIA ESTA SE ATRIBUYE A TODOS LOS INTERVINIENTES, sancionando a los mismos con penas inferiores”; por lo que se puede inferir con precisión que NO EXISTE CERTEZA PLENA EN CUANTO A QUE EL AUTOR FUERA CIERTAMENTE MI PERSONA, habida cuenta que el instrumento punzo cortante que provoco las lesiones no fue incorporado en juicio como otro elemento probatorio de la acusación.

II.2.1.- El Auto Supremo Nº 1999/01 –Sala Penal- 1 – 068 Sucre 29 de enero de 1999 “Asesinato y Robo Agravado” CASA Y DECLARA INOCENCIA, DECLARA IMPROCEDENTE recurso de la Fiscalía por no cumplir requisitos exigidos, “sin que los organismos policiales encargados de la investigación hubieran podido encontrar ni producir prueba incriminatoria alguna en contra de F.CH. ni comprobar que hubiera cometido ninguno de los ilícitos de los que fue sindicado los cuales originaron el presente juicio evidenciándose, consecuentemente, la existencia del cuerpo del delito, todo lo cual no ha sido debidamente evaluado por las autoridades judiciales de instancia, “por lo que corresponde que se deje sin efecto el fallo condenatorio por la absoluta inexistencia de prueba en contra del imputado declarándolo inocente……….

II.2.2.- El Auto Supremo Nº 2000/01 –Sala Penal- 1 – 012, Sucre 18 de enero de 2000 “Asesinato y Robo Agravado” –es preferible absolver al culpable antes de condenar al inocente- “que todos los antecedentes no demuestran prueba plena al tenor del Art. 243 del Cdgo. Pdto. Penal, para fundamentar una sentencia condenatoria máxime si ante la duda manifiesta, es preferible absolver al culpable antes que condenar al inocente”.

II.3.- Existe contradicción, con el Auto Supremo Nº 2000/01 –Sala Penal- 1 – 012, Sucre 18 de enero de 2000 aclamado; puesto que el tribunal de apelación advirtió de forma expresa EN EL PUNTO TRES, de la última parte, que si bien la sentencia cumple con todas las exigencias, “ACLARA QUE NO SE HAN ACREDITADO LOS ELEMENTOS CONSTITUTIVOS DE LOS TIPOS PENALES DE ASESINATO Y ROBO AGRAVADO”, que no existe “prueba plena” para que se me haya condenado por el delito de asesinado y robo agravado, siendo que conforme el Art. 370 inc. 11) del C.P.P.; entonces lo que correspondía era revocar la sentencia y sin más trámite disponer en mi favor sentencia absolutoria conforme establece el Art. 363 num 2 del C.P.P.; sin embargo en el presente caso no se ha actuado de esta forma.

OTRO EJEMPLO.

II.1.- El Auto de Vista impugnado confirma el valor y credibilidad asignado por el Tribunal ad quo a las declaraciones de descargo que refieren que tengo problemas de salud en la columna vertebral lo que motivo a consumir marihuana y sin embargo mas adelante manifiestan que “se deshecha la posibilidad de que se trate de un consumidor por el informe prestado por el Perito Psiquiatra Dr. Cesar Oliva, quien previo examen efectuado (el que ha consumido simplemente en dos entrevistas sin respaldo alguno de laboratorio u otro respaldo cientifico) concluye que no que no soy una persona adicta al consumo, si no potencialmente peligroso a la adicción”, infiriendose del informe emitido por el mismo perito, que soy un consumidor, independientemente del grado que se asigne.

II.2.1- Auto Supremo No. 213 del 02 de abril de 2001, cunado establece que “se llega al convencimiento que la droga incautada en la cantidad expresada precedentemente, estaba destinada exclusivamente para el consumo personal del procesado, aun cuando este haya reconocido que consume diariamente solo la cantidad de 1 gramo por dia; toda vez que no se ha demostrado que haya habido actividad ilícita de traficar o este relacionado con actividades propias de narcotraficantes”.               

II.2.2.- Auto de Vista de la Sala Penal Segunda de la Corte Superior de Justicia de Cochabamba de 25 de mayo de 1999, establece que cuando “….fue detenido JRCP por efectivos policiales en posesión de 18 gramos de marihuana …. efectivos de la FELCN se presentan en le domicilio de la familia Claure, incautando una caja de cartón, la misma que es revisada encontrando en su interior 1150 grs. De hierba y semilla de marihuana.  Se desprende de la declaración de J.R.C.P, quien refiere que evidentemente fue detenido en posesión de unos cuantos gramos de marihuna en dos sobres que eran para su consumo personal y que y los 1150 grs. Encontrados en su domicilio fueron encontrados de ocasión para su consumo, que consume de 15 a 20 cigarrillos por día, que constituyen aproximadamente 50 grs. Ya que consume esa hierba para calmar sus nervios……la conducta de J.R.C.P. no se adecua al los delitos de tráfico y suministro de sustancias controladas sancionados por los artículos 48 y 51 de la Ley 1008, porque no están evidenciados los elementos jurídicos constitutivos del tráfico de sustancias controladas, ni el suministro ilícito de estas.  Por el contrario la conducta antijurídica del procesado esta demostrada, como aquella que no deja duda al respecto de la verdad de que J.R.C.P. es autor del delito de consumo y tenencia para el consumo”.

II.2.3.- Auto Supremo 029 del 16 de enero de 2001 cuando analiza el citado Auto de Vista establece que “no se ha evidenciado prueba alguna que de una u otra manera vincule al procesado con actividades relativas al tráfico o suministro de sustancias controladas……las circunstancias en que fue detenido y encontrada la sustancia  prohibida, hacen presumir que la droga incautada (marihuana) era de su exclusivo consumo personal.

II.3.- Habiendo hecho el Tribunal supremo en los citados precedentes un razonamiento lógico y no una interpretación matemática de la Ley como erróneamente hubieren realizado los tribunales A quo y Ad quem, que determinaron que al haberse encontrado en mi poder una cantidad mayor a los 150 grs. Determinada por dos especialistas del Intraid – Copre para el consumo inmediato, mi conducta está comprendida dentro de lo previsto por el Art. 49 segunda parte de la Ley 1008, cayendo en consecuencia en la tipificación del Art. 48 con relación al Art. 33 en los incisos ll) y m), sin aplicar la lógica, la experiencia y realidad social, ¿Cómo pretende el tribunal a quo y ad quem que mi persona en mi condición de consumidor deba conocer que cantidad es la que debo adquirir para el consumo?, y determinar que adquirir un cantidad considerable, presume de manera subjetiva que al  existir una cantidad mayor, el excedente esté destinado al tráfico.

Se tiene también que la sola posesión de la sustancia controlada, sin la debida acreditación objetiva de la asistencia de actividades propias del tráfico no puede tipificarse en la previsión del Art. 48 con relación al Art. 33 incs. ll) y m), existiendo en consecuencia,  una evidente contradicción con los precedentes invocados.

PETITORIO

Por lo expuesto y de acuerdo al procedimiento establecido en el Art. 417 del C.P.P., solicito remitir los antecedentes  ante la excelentísima Corte Suprema de Justicia de la nación, Autoridades ante quienes solicito declarar admisible el presente recurso y existiendo contradicción entre el Auto de Vista impugnado y los  precedentes contradictorios invocados, dicte resolución declarando la doctrina legal aplicable de acuerdo al Art. 419 del C.P.P.

OTROSI 1ro.- En cumplimiento a la segunda parte del Art. 417 del C.P.P.,  adjunto copia de recurso de apelación restringida en el que se invocó los precedentes contradictorios antes citados.

OTROSI 2do.- Domicilio procesal-----------------
“POR EL RESPETO DE LOS DERECHOS Y GARANTIAS CONSTITUCIONALES”
Fecha y firmas

 

Y por el detenido. Art. 109 de la Ley 1970 y 25 de la Ley 2496

SERVICIO NACIONAL DE DEFENSA PÚBLICA (SENADEP).