SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO No 0009

Regresar

SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO: 9 Sucre, 19 de enero de 2010

DISTRITO: Chuquisaca

PARTES:María del Carmen Zalles Sánchez

RECHAZA el incidente de actividad procesal defectuosa

< < < < < < < < < < < < < < < < < < < < < < < < < < <

Sucre, 19 de enero de 2010

VISTOS: El incidente de actividad procesal defectuosa formulado por María del Carmen Zalles Sánchez de fs. 715 a 717 vlta., los antecedentes; y,

CONSIDERANDO: Que, María del Carmen Zalles Sánchez mediante memorial de 16 de noviembre de 2009 (fs. 715 a 717 vlta.), formula incidente de actividad procesal defectuosa denunciando que el requerimiento acusatorio de junio de 2009, no se pronunció sobre su situación jurídico procesal, siendo incompleto y vulnerando el debido proceso, derecho a la resolución fundamentada, seguridad jurídica, celeridad e igualdad, arts. 115, 117, 14-V, 178-I, 164-II de la Constitución Política del Estado, 61 de la Ley Orgánica del Ministerio Público, 3-I de la Ley 2445. Solicitando se anule el requerimiento acusatorio.

Que, el Ministerio Público de fs. 724 a 725, solicita se rechace el presente incidente por no sujetarse a derecho y a los datos del proceso.

CONSIDERANDO: Que, siendo el presente incidente de puro derecho, en cumplimiento del art. 315 párrafo primero del Código de Procedimiento Penal, se dicta resolución, sin más trámite.

Que, a efectos de resolver el presente incidente es pertinente hacer las siguientes precisiones normativas y doctrinales, antes de considerar el fondo del mismo:

El art. 70 del Código de Procedimiento Penal, establece que corresponderá al Ministerio Público dirigir la investigación de los delitos y promover la acción penal pública ante los órganos jurisdiccionales. Con este propósito realizará todos los actos necesarios para preparar la acusación y participar en el proceso, conforme a las disposiciones previstas en este Código y en su Ley Orgánica.

De acuerdo al art. 393 del Código de Procedimiento Penal, para el juzgamiento de los funcionarios públicos comprendidos en los arts. 66 num. 1) y 118 núms. 5) y 6) de la anterior Constitución Política del Estado, por delitos cometidos en el ejercicio de sus funciones, se procederá con arreglo a lo previsto en la Constitución, siendo aplicables las normas del juicio oral y público establecidas en este Código. En el sistema penal actual rige el principio acusatorio, según el cual se diferencia la función que tiene el Juez de juzgar y la función que tiene el Fiscal de investigar y promover la acción penal ante los órganos jurisdiccionales competentes.

Conforme determina el art. 3 parágrafo I párrafos segundo y tercero de la Ley 2445, el Fiscal General de la Republica, en base a la proposición recibida y con los antecedentes que pudiera acumular, en el plazo máximo de 15 días hábiles deberá formular el requerimiento acusatorio o, en su caso, el rechazo de la proposición acusatoria dictaminando el archivo de obrados por falta de tipicidad y de materia justiciable, asimismo, en caso de existir materia justiciable el Fiscal General de la Republica requerirá, ante la Corte Suprema de Justicia el enjuiciamiento, requerimiento que, previa consulta a su Sala Penal, será remitido al Congreso Nacional pidiendo su autorización expresa de conformidad a la atribución 5ª del art. 118 de la anterior Constitución Política del Estado.

Que, bajo el contexto referido precedentemente, en el caso de autos se evidencia, que el Fiscal General de la República, como máximo representante del Ministerio Público, en ejercicio de la acción penal y las atribuciones que la Constitución Política del Estado y las Leyes le otorga, se pronunció en una de las formas establecidas por el párrafo segundo del parágrafo I del art. 3 de la Ley 2445 -"formular el requerimiento acusatorio o, en su caso, el rechazo de la proposición acusatoria"-, es decir, haciendo uso de su atribución privativa, el Fiscal General de la República, formuló el Requerimiento Acusatorio presentado el 19 de junio de 2009, únicamente contra el ex Prefecto del Departamento de La Paz, José Luís Paredes Muñoz, sin solicitar respecto María del Carmen Zalles Sánchez se tramite ante el H. Congreso Nacional la autorización de su juzgamiento, ya que no se encuentra obligado al efecto pues dicho privilegio esta reservado para las autoridades comprendidas en el num. 5º del art. 118 de la anterior Constitución Política del Estado. De esta forma, no constituye defecto absoluto, por cuanto además y conforme señalan la Declaración Constitucional 0003/2005 de 8 de junio y Auto Constitucional 0018/2005-ECA de 13 de junio, "las normas del sistema procesal penal vigente (Ley 1970), son aplicables a los juicios de responsabilidad seguidos contra el ex Presidente de la República y los demás altos dignatarios de Estado, no solamente en la tercera fase del proceso penal, cual es el juicio oral y público (SC 1036/2002-R), sino también en la etapa de preparación del juicio", inicialmente indican que, "la función del Ministerio Público en los juicios de responsabilidad, se inicia, de acuerdo al art. 118.5ª. de la CPE y la Ley Nº 2445, de 13 de marzo de 2003, con la recepción de la proposición acusatoria y la formulación, por parte del Fiscal General de la República, del requerimiento acusatorio,(...); este requerimiento hace que no sea imprescindible la posterior formulación de imputación formal, toda vez que el requerimiento acusatorio es asimilable a la resolución que debe emitir el Fiscal - en el procedimiento ordinario - luego de recibidas las actuaciones policiales", así específica y concretamente, la Sentencia Constitucional Nº 0691/2004-R de 11 de mayo, entiende que "sin desconocer el alcance de la norma ni la voluntad del legislador, en virtud de una interpretación armónica de la norma, es legal la ampliación o modificación de la imputación hasta antes de la acusación, si la hubiere (SC 1756/2003-R)". En consecuencia y como se dijo anteriormente, no puede considerarse como defecto absoluto el hecho de que el Fiscal General de la República en el Requerimiento Acusatorio presentado el 19 de junio de 2009, se haya pronunciado únicamente respecto al Sr. José Luís Paredes Muñoz y no sobre la Sra. María del Carmen Zalles Sánchez, toda vez que con posterioridad a la emisión del mismo puede hacerlo respecto a los demás imputados, no solamente y siempre en la forma de Requerimiento Acusatorio sino también a modo de Rechazo de la Proposición Acusatoria. Por ende no es evidente que se haya ingresado en el defecto absoluto previsto por el art. 169 inc. 3) del Código de Procedimiento Penal, por lo mismo no se halla vulneración a los arts. 115, 117, 14 parágrafo V, 178 parágrafo I, 164 parágrafo II de la Constitución Política del Estado, 61 de la Ley Orgánica del Ministerio Público, 3 parágrafo I de la Ley 2445 y 167 del Código de Procedimiento Penal.

Por último y sin perjuicio de lo anterior, es menester recordar que la Sentencia Constitucional Nº 0020/2004 de 4 de marzo, señala que "para el supuesto de que el Fiscal General de la República hubiese incurrido en demora injustificada en la formulación del requerimiento acusatorio o de rechazo de la proposición acusatoria, no podría declararse la nulidad de los requerimientos impugnados (...), sin que ello le exima de responsabilidad a esta autoridad".

POR TANTO: La Sala Penal Primera de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en mérito a los fundamentos legales y procesales contenidos en la Constitución Política del Estado y las Leyes 1970 y 2445, así como la jurisprudencia, anteriormente referidos, RECHAZA el incidente de actividad procesal defectuosa formulado por María del Carmen Zalles Sánchez de fs. 715 a 717 vlta.

Regístrese y hágase saber.
RELATOR: MINISTRO Dr. Teófilo Tarquino Mújica
Fdo. Dr. Teófilo Tarquino Mújica.
Dr. Ángel Irusta Pérez.
Sucre, 19 de enero de 2010
Proveído.- Jaime René Conde Andrade -Secretario de
Cámara de la Sala Penal Primera.
Libro Tomas de Razón 1/2010

 

Inicio