SENTENCIA CONSTITUCIONAL 0106/2007-R
Sucre, 6 de marzo de 2007

Regresar

Expediente:2006-13715-28-RAC
Distrito:Santa Cruz
Magistrado Relator:Dr. Wálter Raña Arana

En revisión la Sentencia de 6 de abril de 2006, cursante de fs. 160 vta. a 163, pronunciada por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del recurso de amparo constitucional interpuesto por Luis Artemio Lucca Suárez contra Teresa Vera C. de Gil, Teresa Lourdes Ardaya Pérez y Jacinto Morón Sánchez, Vocales de la Sala Penal Primera de esa Corte, denunciando la vulneración de su derecho a la seguridad jurídica y de la garantía del debido proceso, consagrados en los arts. 7 inc. a), y 16.IV de la Constitución Política del Estado (CPE).

I. ANTECEDENTES CON RELEVANCIA JURÍDICA

I.1. Contenido del recurso

I.1.1. Hechos que motivan el recurso

Por memorial presentado el 24 de marzo de 2006, cursante de fs. 108 a 110 vta. de obrados, subsanado por escrito presentado el 28 del mismo mes y año, cursante a fs. 154, el recurrente, Luis Artemio Lucca Suárez expresa que dentro de la querella penal por el delito de giro de cheque en descubierto que le sigue Cid David Vaca Diez Gonzáles, a través de su apoderado Daniel Alfonso Vidal Rosado, por Resolución de 9 de julio de 2005, el Juez de la causa declaró abandonada la querella y extinguida la acción penal, además de ordenar el archivo de obrados. Frente a ello, el 30 de julio de 2005, el querellante presentó recurso de apelación incidental, el cual el 30 de agosto de ese año, fue observado por la Sala Penal Primera, conformada por los Vocales hoy recurridos, otorgándole el término de tres días a los fines de cumplir con las observaciones, bajo alternativa de declararse la inadmisibilidad del recurso incoado. Con este actuado, se notificó al querellante en su domicilio procesal el 5 de septiembre de 2005 y el 8 de ese mes y año, mediante memorial presentado fuera de término, a horas 18:55, cumplió lo extrañado, pese a lo cual, dicha Sala a través del Auto de Vista 231, de 9 de septiembre de 2005, declaró admisible y procedente el recurso de apelación incidental, ordenando la prosecución del proceso.

La mencionada admisión, fuera de término, del memorial de fundamentación de la apelación incidental interpuesta por Daniel Alfonso Vidal Rosado en supuesta representación de Cid David Vaca Diez Gonzáles, constituye una arbitrariedad cometida por los Vocales recurridos, que vulnera sus derechos fundamentales, motivo por el cual plantea el presente recurso.

I.1.2. Derecho y garantía supuestamente vulnerados

Señala como vulnerado su derecho a la seguridad jurídica y la garantía del debido proceso, consagrados en los arts. 7 inc. a) y 16.IV de la CPE.
I.1.3. Autoridades recurridas y petitorio

Con esos antecedentes, Luis Artemio Lucca Suárez interpone recurso de amparo constitucional contra Teresa Vera C. de Gil, Teresa Lourdes Ardaya Pérez y Jacinto Morón Sánchez, Vocales de la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz; pidiendo le sea concedido; en consecuencia, se revoque el Auto de Vista 231, de 9 de septiembre de 2005 y se declare abandonada la querella, disponiendo el archivo de obrados.

I.2. Audiencia y Resolución del Tribunal de amparo

Instalada la audiencia pública el 6 de abril de 2006, en ausencia de los Vocales recurridos y del tercer interesado, tal como consta en el acta de fs. 159 a 163 de obrados, ocurrió lo siguiente:

I.2.1. Ratificación y ampliación del recurso

El abogado del recurrente ratificó su recurso e indicó que conforme al art. 257 de la Ley de Organización Judicial (LOJ), el horario de trabajo en el Distrito Judicial de Santa Cruz es de 8:00 a 12:00 y de 15:00 a 18:00, no pudiendo una circular emitida por la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz estar por encima de la ley. Tal afirmación implica que dentro de ese horario pueden presentarse memoriales en el palacio de justicia, pero fuera de ese horario el tercer interesado debería acudir a los canales correspondientes, es decir al domicilio del secretario o de cualquier otro secretario ó en su defecto, ante notario de fe pública. Por otra parte, pidió se considere el art. 118 del Código de Procedimiento Penal (CPP) sobre el cumplimiento de los actos procesales en días y horas hábiles. En este caso, se presentó el memorial en hora inhábil, a las 18:55, fuera del horario de funcionamiento de la Corte Superior y si bien es evidente que el art. 130.III del CPP indica que los plazos computables por días vencen a las veinticuatro horas del último día, dicha presentación debió realizarse por los conductos regulares; si los Vocales recurridos hubieran considerado esos elementos, con seguridad hubieran declarado inadmisible o improcedente el recurso de apelación incidental formulado por el tercer interesado y extinguida la acción penal por abandono de querella. Por último, pidió nuevamente la procedencia del recurso.

I.2.2. Informe de las autoridades recurridas

Los Vocales recurridos, Teresa Lourdes Ardaya Pérez, Teresa Vera C. de Gil y Jacinto Morón Sánchez, presentaron el informe escrito de 5 de abril de 2006, cursante de fs. 158 y vta., al que se dio lectura en audiencia, en el que expresan que dentro de la acción penal seguida contra el recurrente, por la presunta comisión del delito de giro de cheque en descubierto, el recurso de apelación incidental planteado por el acusador particular, Daniel Alfonso Vidal Rosado, declararon procedente, al encontrar ciertos y valederos los argumentos esgrimidos por éste, permitiéndole continuar con el trámite normal de la causa hasta su conclusión. La supuesta arbitrariedad cometida por su parte, sobre la aparente admisión del memorial de fundamentación de la apelación incidental fuera del término legal, a horas 18:55 cuando según el recurrente ya había caducado su derecho, anotaron que esa recepción es legal por haberle concedido al apelante, conforme al art. 399 del CPP, tres días para cumplir con las observaciones efectuadas a su recurso, término que de acuerdo a lo previsto por el art. 130 del CPP en su tercera parte, venció a las veinticuatro horas del último día hábil señalado y no a las dieciocho horas como pretende hacer creer el recurrente. Por otra parte, el funcionario judicial recibió el escrito a esa hora porque el Consejo de la Judicatura, con anuencia de Presidencia de la Corte Superior del Distrito, autorizó, e incluso obligó a los funcionarios subalternos a trabajar hasta las 19:00 y no hasta las 18:00, con el fin de reponer horas no trabajadas. Por eso, el memorial fue presentado ante esas oficinas en término legal hábil y en horario de trabajo, sin que se haya vulnerado con esa actuación ningún derecho fundamental. Por lo expuesto, pidieron se deniegue el amparo solicitado y se declare improcedente, sin costas, multa ni daños y perjuicios.

I.2.3. Resolución

Concluida la audiencia, a través de la Sentencia de 6 de abril de 2006 (fs. 160 vta. a 163), el Tribunal del recurso denegó el amparo impetrado, siendo improcedente el recurso al existir otros recursos que la ley le otorga al recurrente conforme al art. 45.II de la Ley de Abreviación Procesal Civil y de Asistencia Familiar (LAPCAF). Este fallo tiene los fundamentos siguientes:

a)El art. 399 del CPP indica que si existiera defecto u omisión de forma, el tribunal de alzada hará saber al recurrente dándole un término de tres días para su corrección. Por su parte, el art. 130 del CPP indica que los términos corren de momento a momento y los que se computan por días, de acuerdo al parágrafo 3 de esa norma, corren desde el día siguiente y terminan a las veinticuatro horas del día señalado. Por consiguiente, el memorial del apelante fue presentado dentro de lo señalado en las normas citadas.

b)Se reconoce que encontrándose en el palacio de justicia el Secretario de la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, como consta en el cargo de presentación, es válido que haya recibido el memorial en ese lugar o en cualquier otro, conforme a las normas del art. 97 del Código de Procedimiento Civil (CPC).

II. CONCLUSIONES

De la revisión y compulsa de los antecedentes, se establecen las siguientes conclusiones:

II.1.Por Auto de 21 de enero de 2005, el Juez Segundo de Sentencia del Distrito Judicial de Santa Cruz dispuso la apertura de juicio contra el recurrente, Luis Artemio Lucca Suárez, por la presunta comisión del delito de giro de cheque en descubierto, para juzgar el hecho delictivo mencionado en la acusación particular (fs. 63).

II.2.Mediante memorial presentado el 23 de junio de 2005, el recurrente solicitó declarar abandono de querella y archivo de obrados. Planteamiento que fue corrido en traslado (fs. 82 y vta.) y contestado por el acusador particular (fs. 85 a 86).

II.3.A través del Auto de 9 de julio de 2005 (fs. 87 y vta.), el Juez Segundo de Sentencia declaró abandonada la querella, extinguida la acción penal y ordenó el archivo de obrados.

II.4.Por memorial presentado a horas 11:55 del 30 de julio de 2005, el apoderado del acusador particular planteó recurso de apelación incidental contra el Auto de 9 de julio de 2005 (fs. 89).

II.5.Mediante Auto de 30 de agosto de 2005, los Vocales recurridos observaron al apelante el no haber cumplido con el voto del art. 404 del CPP, es decir no mencionar las citas legales en las cuales se ampara su petición ni, hacer una expresión de agravios debidamente fundamentada, otorgándole en mérito a los arts. 396 inc. 3) y 399 del CPP, el término de tres días a fin de cumplir con la citada disposición legal, bajo prevención de declararse la inadmisibilidad del recurso incoado (fs. 96).

II.6.El apelante fue notificado con el Auto anterior a horas 11:00 del 5 de septiembre de 2005 mediante cedulón fijado en su domicilio procesal (fs. 96 vta.).

II.7.Por memorial presentado a horas 18:55 del 8 de septiembre de 2005 al Secretario de Cámara de la Sala Penal Primera del Distrito Judicial de Santa Cruz, el apelante se apersonó y cumplió lo extrañado por los Vocales recurridos (fs. 97 a 98).

II.8.Mediante Auto de Vista incidental de 9 de septiembre de 2005, los Vocales recurridos declararon admisible el recurso de apelación y por tanto, procedente la apelación planteada por Cid David Vaca Diez Gonzáles a través de su representante legal, Daniel Alfonso Vidal Rosado, contra el Auto del inferior (fs. 99 y vta.).

III. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO

El recurrente alega la vulneración de sus derechos a la seguridad jurídica y de garantía al debido proceso por parte de los Vocales recurridos al considerar que éstos actuaron arbitrariamente al haber admitido fuera del término otorgado de tres días, el memorial mediante el cual el apelante y apoderado del acusador particular cumplió con las observaciones efectuadas a su recurso de apelación incidental. En consecuencia, corresponde dilucidar si tales argumentos son evidentes y si constituyen actos ilegales lesivos de los derechos fundamentales de los recurrentes, a fin de otorgar o negar la tutela solicitada.

III.1.A fin de resolver la problemática planteada, cabe señalar que el art. 399, primer párrafo del CPP, dispone lo siguiente: “Si existe defecto u omisión de forma, el tribunal de alzada lo hará saber al recurrente, dándole un término de tres días para que lo amplíe o corrija, bajo apercibimiento de rechazo (…)”. A efectos del cómputo del mencionado plazo, cabe mencionar que el art. 130 en el párrafo tercero del CPP prevé: “Los plazos determinados por días comenzarán a correr al día siguiente de practicada la notificación y vencerán a las veinticuatro horas del último día hábil señalado”.

III.2.Dentro de ese marco normativo, se establece que el apelante y apoderado del acusador particular, fue notificado el 5 de septiembre de 2005 a horas 11:00, con el Auto de 30 de agosto de 2005 pronunciado por los Vocales recurridos, en el cual, al amparo del art. 399 del CPP, formularon observaciones a su recurso de apelación incidental, otorgándole el término de tres días a fin de cumplir con las mismas, bajo prevención de ser declarado inadmisible el recurso planteado.

De obrados resulta evidente, que el apelante subsanó las observaciones referidas a través del memorial presentado a las 18:55 del 8 de septiembre de 2005, al Secretario de Cámara de la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del plazo señalado de tres días, que vencía, de acuerdo a lo prescrito por el art. 130.III del CPP, a las veinticuatro horas del mismo día, 8 de septiembre de 2005.

A lo señalado cabe agregar que la presentación del memorial en la oficina del Secretario de Cámara fuera del horario de trabajo, a horas 18:55, no desvirtúa su validez, más aún si el Consejo de la Judicatura con anuencia de la Corte Superior de ese Distrito Judicial dispuso se trabaje durante esos días hasta horas 19:00 para reponer horas no trabajadas, de manera que el memorial fue presentado dentro de término, en horas de trabajo habilitadas, y ante el funcionario llamado por ley.

De lo explicado se concluye que los Vocales recurridos, al admitir el memorial del apelante, en el cual subsanó las observaciones del Tribunal de alzada, y resolver en consecuencia el recurso incidental planteado, obró conforme a derecho y en uso pleno de sus atribuciones, sin haber vulnerado de modo alguno los derechos a la seguridad jurídica y al debido proceso del recurrente;

Consiguientemente, el Tribunal de amparo al haber denegado el recurso ha realizado una correcta valoración de los hechos y los alcances del art. 19 de la CPE.

POR TANTO

El Tribunal Constitucional, en virtud de la jurisdicción y competencia que ejerce por mandato de los arts. 19.IV y 120.7ª de la CPE; arts. 7 inc. 8) y 102.V de la LTC en revisión, resuelve APROBAR la Sentencia 037, de 6 de abril de 2006, cursante de fs. 160 vta. a 163, pronunciada por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz.

Regístrese, notifíquese y publíquese en la Gaceta Constitucional.



Fdo. Dra. Elizabeth Iñiguez de Salinas
PRESIDENTA

Fdo. Dra. Martha Rojas Álvarez
DECANA

Fdo. Dr. Artemio Arias Romano
MAGISTRADO


Fdo. Dra. Silvia Salame Farjat
MAGISTRADA


Fdo. Dr. Walter Raña Arana
MAGISTRADO

Arriba